Procesos complejos sin respuestas perfectas: gestionar el cambio

Procesos complejos sin respuestas perfectas: gestionar el cambio

Una de las mejores metodologías para adaptarse a la constante transformación a que han de someterse las organizaciones en un mundo en constante evolución es, sin duda, el método Kaizen. Esta corriente nació en Japón, como una reacción a la crisis tanto económica como social provocada por la II Guerra mundial. Su ideal central se basa en que realizar pequeñas acciones, pero de forma continua y organizada, consigue que se alcancen grandes objetivos.

El problema surge cuando las organizaciones necesitan una transformación más profunda que, en ocasiones, puede hacer retumbar los cimientos de la organización. Es entonces cuando se hace necesario adoptar medidas más complejas que requieren de las mejores herramientas para gestionar el cambio.

De entre todas las teorías publicadas acerca de cómo gestionar el cambio con éxito destaca la propuesta por John Kotter, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, que mantiene su vigencia a pesar del tiempo transcurrido, ya que se recoge en su libro “Liderando el cambio” que fue publicado en 1995.

El modelo propuesto por Kotter comprende ocho pasos para alcanzar el éxito al gestionar el cambio:
1.- Crear un sentido de urgencia alrededor de la necesidad del cambio. Para que el cambio ocurra, y ocurra con éxito, es necesario que la inmensa mayoría de la organización lo desee. Kotter indica que se debe llegar a un mínimo del 75 % de personas de la organización comprometidas con el cambio propuesto. Posiblemente sea uno de los pasos que requieran de una mayor inversión de tiempo en su construcción.
2.- Formar una poderosa coalición que lidere el cambio. Es necesario crear un equipo de personas influyentes dentro de la organización, comprometidos emocionalmente con el cambio, que no solo lo gestione, sino que cuente con la debida capacidad de liderazgo.
3.- Crear una visión para el cambio. Se trata de identificar los puntos clave en los que será necesario incidir para realizar el cambio y construir sobre esta base una visión de cómo esperamos que sea el futuro, qué beneficios aportará y qué estrategia se va a seguir.
4.- Comunicar la visión. En mensajes que no supongan más allá de cinco minutos de inversión de tiempo los líderes comenzarán a transmitir la visión construida para el cambio. La comunicación deberá ser frecuente y se incluirá dentro de todas las actividades que se desarrollen de manera que cale en la mente de todos los participantes. Conseguir que cada uno de ellos sienta que forma parte de la transformación será el mejor vehículo para vencer la resistencia al cambio que por naturaleza todos presentamos.
5.- Eliminar obstáculos. Identificar y eliminar los obstáculos que sin duda aparecerán en algún momento del proceso, sean barreras humanas o no, es una labor de todos los implicados. Un buen recurso será conseguir nuevos agentes del cambio dentro de la organización y recompensarlos. Escuchar las dudas de aquellos que todavía no vean las ventajas que supondrá el cambio para resolverlas, insistiendo sobre el mensaje y transformándolo a medida que se avance en el proyecto.
6.- Asegurarse triunfos a corto plazo. Ganar metas volantes, como si de una carrera se tratase,
y celebrar los éxitos, reforzará la visión del cambio que se espera en el largo plazo. Agradecer al equipo que ha logrado la victoria su esfuerzo y dedicación será una excelente medida para implicar en el proceso a aquellos que todavía presenten una cierta oposición.
7.- Construir sobre el cambio. Se trata de una carrera de fondo y cada victoria conseguida debe ser utilizada para construir de nuevo, asentando los logros y preparándose para la encarar la siguiente etapa. Será siempre un buen momento para el análisis: qué salió bien, qué se puede mejorar aún, cuáles son las palancas sobre las que podemos coger impulso…
8.- Anclar el cambio a la cultura de la empresa. Una vez conseguido el cambio propuesto y que la visión se ha hecho realidad es necesario que se incorpore a la cultura de la empresa. Hablar del proceso seguido, de los ideales y valores que la llevaron a conseguirlo, de los agentes que lo consiguieron, permitirá a la organización mantenerse abierta a los procesos de transformación que, sin duda, volverán a presentarse con el tiempo.

Transformar desde sus cimientos una organización es un proceso complejo para el que no existen respuestas perfectas. La creación de nuevas líneas de negocio, fusiones, adquisiciones, cambios en la cúpula, cambios societarios…, son muchos los momentos cruciales a los que se enfrentan las organizaciones y en los que buscar el debido acompañamiento de metodologías y profesionales ya experimentados, puede ser la forma de conseguir una imperfecta perfección en el proceso que asegure el éxito.

Otras noticias  relacionadas

Kotter y la gestión del cambio en 8 pasos

2500 años después de que Heráclito llegara a la conclusión de que lo único que permanece constante en la vida es

PICTURE: Plataforma de Realidad Virtual capaz de predecir habilidades de Liderazgo

Ricardo Hernández, CEO de HGBS y Mariano Alcañiz, Catedrático en la UPV y Director del Instituto de Tecnología centrada en el

Matriz BCG o cómo tomar decisiones sobre la cartera de productos

Enfoque empresarial que busca crear un nuevo espacio de mercado sin competencia directa, en lugar de competir en mercados existentes.

Viaje a lo desconocido. La estrategia del océano azul

Enfoque empresarial que busca crear un nuevo espacio de mercado sin competencia directa, en lugar de competir en mercados existentes.

Más allá de la nómina

Descubre el poder del salario emocional en el trabajo: Más allá de la remuneración económica.

La revolución de los espacios de trabajo

La transición de despachos a modelos flexibles como el hot desking, redefine la dinámica laboral. Este enfoque promueve la movilidad, colaboración
¿TE AYUDAMOS?

Datos deContacto