La Prudencia, es la capacidad de prever el  resultado de nuestras acciones a largo plazo y es una virtud clave en el Liderazgo. 

Analizar hechos y configurar una Visión coherente de los diferentes escenarios posibles, es absolutamente imprescindible para el diseño de una estrategia eficaz a largo plazo.

Sin Valores que actúen como fuertes pilares de la Estrategia: “todo vale”, por lo tanto, no solo hay que vigilar las Metas, sino las rutas que tomamos para llegar a ellas.

Cuando en el ejercicio del Liderazgo, quien Gobierna, no tiene unos Principios Firmes a los que sujetarse en momentos complejos, entonces cualquier acuerdo es bueno, todo vale.

Hay que saber cuales son nuestros límites, y lo que no se puede negociar no se negocia. Los americanos llaman a este límite: el BATNA – best alternative to a negotiated agreement 

Uno de los Estoicos decía algo parecido: “para un barco que no va a ningún puerto, cualquier puerto es bueno”.

Cuando en la política o en la empresa las cosas se complican, los valores éticos y los principios de gestión deben de actuar como brújula de nuestro comportamiento.

Existen leyes causales bien descritas en Economía y Management y nuestra misión como líderes es conocerlas y aplicarlas.

De cualquier otra forma la imprudencia está servida.

Hace unos días colgué este vídeo en el que felicitaba el año y ponía encima de la mesa algunos de los elementos coyunturales que son causa de la desaceleración en la que estamos inmersos.

Si añadimos a este aspecto, la falta de foco para el desarrollo soluciones por parte de las instituciones debido a la inclusión en la agenda de otras materias, parece evidente que el deterioro de la confianza, sumado a todos los otros elementos y aderezado con medidas Impositivas que pueden castigar aún más la Salud de nuestras empresas, no es difícil prever, que vienen momentos complejos.

Si todavía no has hecho un ejercicio de Prudencia, no debes de demorarlo más, hay que concretar eficazmente las alternativas estratégicas, ganar eficiencia y flexibilidad operativa y tener la caja saneada para hacer frente a imprevistos.

Te mando un saludo y mis mejores deseos para esta nueva etapa y espero que la afrontes con Prudencia y con los deberes hechos para ser capaz de capear los posibles contratiempos a los que te enfrentes en el camino.

Atentamente,

Ricardo Hernández

Director General HGBS CONSOURCING

www.hgbs.es

r.hernandez@hgbs.es

Ricardo Hernández es miembro de Top Ten Management Spain. La plataforma que aglutina a los principales expertos de Management y servicios profesionales en España. 

Si quieres saber más sobre el autor de este artículo pincha en: